Usted está aquí: Areas -> Sistemas Regionales -> Sistema Africano

La Carta de Banjul

La Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (también conocida como la Carta de Banjul) es un instrumento de derechos humanos internacional cuyo objetivo es promover y proteger los derechos humanos y libertades básicas en el continente africano.

Surgió bajo la supervisión de la Organización para la Unidad Africana (en la actualidad reemplazada por la Unión Africana). En su Asamblea de Jefes de Estado y de Gobierno de 1979 adoptó una resolución en favor de la creación de un comité de expertos para redactar un borrador de un instrumento de derechos humanos de ámbito continental similar a los ya existentes en Europa (Convención Europea de Derechos Humanos) y América (Convención Americana de Derechos Humanos).

La Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos

ACHPR

La CADHP fue establecida por la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (21 de octubre de 1986) después de su adopción en Nairobi (Kenia) en 1981 por la Asamblea de Jefes de Estado y de Gobierno de la Organización para la Unidad Africana (OUA).
La Comisión desarrolla varias tareas que conciernen a la promoción y protección de los derechos humanos. Es importante destacar que las decisiones adoptadas por la Comisión no son vinculantes.
La Comisión:

  • Recopila documentos e investigaciones sobre la situación africana respecto a derechos humanos y de los pueblos.
  • Organiza conferencias y difunde información sobre derechos humanos en África.
  • Interpreta los contenidos de la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos y sus Protocolos.
  • Revisa informes por país sobre la situación de los derechos humanos.
  • Recibe, analiza e investiga comunicaciones individuales e interestatales.
  • Pide a los Estados que adopten medidas provisionales para evitar daños graves e irreparables a la vida humana y la integridad personal en casos urgentes.
  • Publica informes sobre la situación de los derechos humanos.
  • Lleva a cabo visitas para observar la situación de los derechos humanos en diversos países.


Para presentar un caso ante la Comisión es necesario cumplir con las siguientes pautas:

  • Los casos sólo pueden presentarse después de haber agotado todos los recursos legales internos disponibles.
  • Los casos deben presentarse dentro de un tiempo razonable a partir de la fecha en que se agotaron los recursos internos.

Comunicación con la CADHP

El asunto de la comunicación no debe estar pendiente de acuerdo en otro proceso internacional. La comunicación debe contener el nombre del demandante aunque el autor desee permanecer anónimo. La Comisión (y la Corte) no revelarán la identidad del demandante si éste lo pide y explica los motivos específicos. La comunicación debe ser compatible con la Carta de la OUA y la Carta Africana.

Cualquiera, ya sea en nombre propio o en el de otra persona, puede presentar una comunicación a la Comisión. Ciudadanos particulares, un grupo de individuos, organizaciones no gubernamentales y Estados que hayan firmado la Carta pueden presentar reclamaciones. No es necesario que el demandante o autor de la comunicación esté relacionado de algún modo con la víctima del abuso pero la víctima debe ser mencionada. Un demandante puede actuar solo sin necesidad de ayuda profesional. Sin embargo, siempre es de utilidad buscar ayuda de un abogado, especialmente para remitirle las cuestiones técnicas que puedan surgir. Las ONG y asociaciones familiares pueden ayudar a los individuos al presentar sus demandas a la Comisión (o a la Corte).

La Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos

Corte Africana de Derechos Humanos

La Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos es el más reciente de los tres organismos regionales de derechos humanos. Fue creada en 1998 bajo el Protocolo de Banjul, 12 años tras la entrada en vigor de la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. Celebró sus 3 primeras sesiones en 2006 en Adís Abeba (Etiopía) y en Banjul. Está formada por once jueces independientes.

La Corte Africana puede:

  • dictar decisiones vinculantes y ordenar medidas de reparación en comunicaciones individuales (sólo cuando el Estado afectado haya reconocido expresamente su competencia adjudicatoria) o interestatales (para las que no es necesario un reconocimiento expreso)
  • ordenar la adopción de medidas provisionales para evitar daños graves e irreparables a la vida humana y la integridad personal en casos urgentes y adoptar opiniones consultivas sobre la interpretación de la Carta Africana y sus Protocolos.

Comunicación con la Corte

La presentación de casos de desapariciones a la Corte Africana será muy importante. En casos en los que el Estado afectado haya ratificado la Carta Africana y el Protocolo de Banjul de 1998 y haya reconocido la competencia adjudicatoria de la Corte para recibir demandas individuales, la decisión final y las recomendaciones son vinculantes.

El procedimiento previo a la Comisión (desde que la comunicación es archivada hasta la adopción de una decisión final) puede durar de 1 a 5 años según la complejidad del caso.

El denunciante estará obligado a realizar algunos gastos como fotocopiar y enviar documentos a la Comisión, pero en general no es un procedimiento costoso.